Al haber nacido y crecido en un destino turístico muy popular, Puerto Vallarta, México, he tenido el placer de conocer a gente de todo el mundo y de todas las profesiones. He escuchado lo bueno, lo malo y lo feo de la inmigración, tanto de la gente que quiere irse de México como de la que quiere convertirlo en su hogar. Tanto mi abuela como mi abuelo son ciudadanos estadounidenses y vivieron en California durante 40 años, donde hicieron una vida para ellos y su familia.

He escuchado muchas historias felices y frustrantes de su tiempo en los EE.UU., lo que me generó a temprana edad, una curiosidad y ansiedad por saber más. Me licencié en Derecho en la Universidad de Guadalajara y me he interesado especialmente por la inmigración. Me encanta poder ayudar a la gente a empezar una nueva vida con nuevos comienzos tal como mis abuelos pudieron hacerlo hace tantos años. Lincoln-Goldfinch Law me ha dado esa oportunidad.