Refugiados en Centros de Detención de Estados Unidos

Published On: septiembre 25, 2015Views: 119

Los refugiados centroamericanos que huyen de la violencia en sus países han encontrado problemas en la frontera por solicitar asilo. Los inmigrantes que aparecen en el vídeo anterior explican que sería más seguro para ellos y para sus familias residir en Estados Unidos. Desgraciadamente, el actual clima político sobre la inmigración en Estados Unidos ha dejado poco espacio para la compasión por parte de los funcionarios del gobierno.

La abogada de inmigración de Austin, Kate Lincoln-Goldfinch, comenta alrededor del minuto 1:40:

«Creo que la administración quiere ser vista como dura en la aplicación de políticas fronterizas, y no está dispuesta a dejar pasar ésta, incluso en medio de todo este evidente sufrimiento.»

La fuente de noticias con sede en los Países Bajos utilizó la siguiente descripción para el vídeo de Youtube:

«Un ‘tirón de orejas’ al presidente Obama : El gobierno debe explicar hoy al juez por qué se ha detenido a los jóvenes inmigrantes ilegales que llegan a la frontera. Más de 2100 niños latinoamericanos -y a veces sus madres- están atrapados en centros de detención construidos expresamente para ésto. El corresponsal Erik Mouthaan echó un vistazo a uno de estos centros».


Si usted o un ser querido necesita ayuda con su caso de inmigración en Austin, ¡contacte a la abogada Kate Lincoln-Goldfinch hoy!

¡Comparte Esta Historia!

¡Contacta Hoy A Un Abogado De Inmigración En EE.UU!


    Cómo Encontrarnos

    Oficina De Austin
    Lincoln-Goldfinch Law

    1005 E 40th St
    Austin, TX 78751

    Oficina De Waco

    Lincoln-Goldfinch Law

    1616 Austin Avenue, Suite A
    Waco, TX 76701
    Solo Por Cita

    Austin Y Waco
    Llame O Escriba: (855) 502-0555
    Fax: (512) 323-9351

    La Opinión De Nuestros Clientes

    «Esta firma legal es excelente, muy profesional y de gran ayuda. Amo que estén siempre en comunicación y siempre están disponibles cuando tienes preguntas. 100% recomendados por mí y mi familia. Gracias Lincoln-Goldfinch Law»