Visa K1 Prometidos De Ciudadanos Abogado De Inmigracion

Visas K-1 para Prometidos de Ciudadanos Estadounidenses

Objetivo de la Visa K-1 para Prometidos

La Visa K-1 para Prometidos es la forma más eficaz para que los ciudadanos estadounidenses traigan a sus prometidos a Estados Unidos. Sólo los ciudadanos estadounidenses pueden patrocinar a sus prometidos para la obtención de una Visa K-1. Los residentes permanentes no pueden patrocinar a sus prometidos para una visa K-1.

La Visa de tipo K-1 permite al prometido(a) de un ciudadano estadounidense viajar a Estados Unidos para casarse con su prometido(a) ciudadano(a) estadounidense y luego solicitar la residencia permanente basada en el matrimonio con el ciudadano estadounidense.

Para obtener una visa K-1, una persona debe:

  • Haber conocido personalmente a su prometido(a) ciudadano(a) estadounidense en los últimos dos años;
  • El requisito de una reunión personal puede no exigirse si causa dificultades extremas al ciudadano estadounidense, o si el cumplimiento viola las costumbres tradicionales del país de origen del prometido(a). Sin embargo, estas exenciones son poco frecuentes.
  • Tener la intención de buena fe de casarse con el ciudadano estadounidense que patrocinó la visa K-1;
  • Estar legalmente capacitado y dispuesto a casarse a su llegada a Estados Unidos; y
  • Cumplir todos los demás requisitos para ser admitido como inmigrante en Estados Unidos.

Los titulares de la visa K-1 no pueden cambiar su estatus a otra clasificación de no inmigrante ni solicitar la prórroga de su estatus en Estados Unidos. Deben casarse en un plazo de 90 días desde su llegada a Estados Unidos y luego solicitar la residencia permanente basada en el matrimonio con un ciudadano estadounidense.

Aplicar para una Visa K-1 para Prometidos

Un ciudadano estadounidense cuyo prometido(a) no se encuentra en los Estados Unidos y cuyo matrimonio tendrá lugar en los Estados Unidos debe llenar y presentar el formulario I-129F, Petición de Prometido Extranjero.

Una vez aprobada por la Oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos, la petición I-129F se envía al Centro Nacional de Visas (National Visa Center – NVC) del Departamento de Estado. En este momento se inicia una comprobación de antecedentes tanto del ciudadano estadounidense como del prometido(a). Una vez completada la comprobación de antecedentes, la petición se envía a la embajada o consulado de EE.UU. en el extranjero, donde el prometido o prometida de EE.UU. solicitará una Visa K-1.

El prometido o prometida tiene cuatro meses desde la aprobación de la petición para solicitar su visa K-1. La embajada o el consulado entrevistarán al prometido(a) y éste deberá someterse a un examen médico.

Una vez que el prometido o prometida recibe la Visa K-1, tiene seis meses para entrar en Estados Unidos. El matrimonio debe celebrarse en un plazo de 90 días a partir de la fecha de entrada del prometido o prometida en Estados Unidos. Si el matrimonio no se celebra en el plazo de 90 días o el prometido o prometida se casa con alguien que no es el ciudadano estadounidense que lo ha solicitado, el prometido o prometida tendrá que abandonar Estados Unidos.

Inmediatamente después de casarse, el cónyuge que no es ciudadano estadounidense debe solicitar el ajuste de estatus al de residencia permanente.

Hijos de Solicitantes de Visas Tipo K-1

Los hijos solteros menores de 21 de los solicitantes de una Visa K-1 pueden solicitar un visado K-2, que les permitirá acompañar a sus padres a Estados Unidos.