Las Madres y los Niños Encarcelados Nos Necesitan

201604.05
0
by on abril 5, 2016 in Blog, Inglés
Pro Bono Refugiados Carceles EEUU Mejor Abogado De Inmigracion Austin

Ahora mismo hay unas cuatrocientas mujeres y niños detenidos en Karnes City, Texas. Son solicitantes de asilo que huyen de la violencia en Centroamérica. Estas mujeres y niños no tienen derecho a representación legal gratuita y deben pasar por un complicado y técnico proceso de selección de asilo para determinar si se les permite permanecer en Estados Unidos. Muchos de ellos no superan las entrevistas preliminares y son deportados. No es necesario hablar español ni conocer la ley de inmigración para ayudarles. De hecho, ni siquiera necesita salir de su oficina. Llamado a todos los abogados de inmigración de Austin y más allá: si usted ha estado buscando su próximo proyecto significativo pro bono, no busque más.

En el verano de 2014, el Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security – DHS) comenzó a detener a mujeres y niños que llegaban a la frontera de Estados Unidos en busca de asilo desde países centroamericanos. De las tres instalaciones utilizadas para detener a estas familias, una está situada a sólo dos horas de Austin. El Centro de Detención de Karnes es una cárcel que fue convertida para albergar familias en agosto de 2014. Muchos de los primeros detenidos en Karnes estuvieron retenidos durante meses antes de ser liberados. Mi primer cliente detenido allí fue una niña de siete años con cáncer cerebral que no recibió ningún tratamiento durante el mes que estuvo detenida. Hubo huelgas de hambre, denuncias de aislamiento y otras represalias, y quejas sobre las condiciones de vida y la falta de atención médica. Tras el litigio y la defensa, la situación se ha estabilizado en un periodo relativamente corto de detención para las familias que superan con éxito la entrevista de «credibilidad del miedo», el umbral de la elegibilidad para el asilo. Estas mujeres y niños son liberados y se les permite vivir con amigos o familiares mientras pasan por las audiencias de asilo completas.

Sin embargo, muchas mujeres no superan la entrevista inicial y son deportadas. Un solicitante de asilo que llega a la frontera en busca de protección o que es detenido tras cruzar a Estados Unidos debe pasar un proceso de entrevista de «credibilidad del miedo» para que se le permita permanecer en Estados Unidos. La entrevista la realiza un funcionario de asilo, normalmente en las dos semanas siguientes a su detención. Deberá relatar su historia y el motivo por el que teme regresar a su país de origen, demostrando que ha sufrido persecución en el pasado o que tiene un temor fundado de sufrirla en el futuro por uno de los cinco motivos protegidos para el asilo: raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un grupo social determinado. Tras superar con éxito una entrevista de «credibilidad del miedo», debe demostrar su derecho al asilo ante un juez de inmigración que decide si se lo concede. Pero muchas mujeres de Karnes huyen de la violencia de las bandas y no pueden articular si han sido perseguidas por un motivo cubierto por las regulaciones. Si una solicitante no supera la entrevista de «credibilidad del miedo», tiene la oportunidad de una revisión de su caso ante un juez de inmigración. Si el juez confirma la denegación y no se puede convencer a la oficina de asilo de que reconsidere su denegación, la solicitante y sus hijos son deportados.

Aquí es donde entra usted. El Proyecto Karnes Pro Bono (operado por RAICES en San Antonio) necesita abogados pro bono para ayudar con las revisiones de las entrevistas de «credibilidad del miedo» ante los jueces de inmigración en San Antonio. Las oportunidades de ayudar van desde ir a Karnes y preparar a las mujeres para las revisiones de sus entrevistas de «credibilidad del miedo», hasta representarlas en la Corte, pasando por la redacción de escritos sobre la Entrevista de «credibilidad del miedo» antes de las audiencias o las solicitudes de reconsideración a la oficina de asilo. Si quiere ayudar pero no puede comprometerse a una representación en persona, puede redactar un escrito utilizando una plantilla que se le proporcionará, lo que supone una inversión de tiempo de hasta cinco horas. Si quiere ir en persona pero no habla español, puede utilizar la traducción telefónica gratuita disponible en el sitio de Karnes. De lunes a jueves de cada semana, un abogado de RAICES estará disponible en el lugar para orientarle. Los abogados voluntarios disponen de un módulo de formación en línea y pueden asociarse con un mentor. Para más información o preguntas, no dude en ponerse en contacto conmigo: [email protected]. Si está listo para empezar a ayudar, por favor envíe un correo electrónico a Andrea Meza en RAICES: [email protected].


Si usted o un ser querido necesita ayuda con su caso de inmigración en Austin, ¡contacte a la abogada Kate Lincoln-Goldfinch hoy!