Estamos En Una Emergencia

201806.20
0
Asilo Green Card TPS Derechos De Los Inmigrantes

Imagino que esto es lo que se siente ser parte de un equipo de respuesta a emergencias: un patrullero de carretera en la escena de un accidente, un bombero o una enfermera de urgencias. Usted es consciente de que el caos y el sufrimiento le rodean en ese momento, pero baja la cabeza y se centra en la tarea que tiene entre manos. Sabe que al final de su turno se irá a casa, se quitará los zapatos y reflexionará sobre lo que vió. Pero parar para considerar sus sentimientos a mitad del turno sólo le distraerá y le hará caer en espiral. Yo mismo lo siento y lo percibo cuando hablo con los primeros en responder a la crisis de inmigración y de una separación familiar. La incredulidad y el dolor están bajo la superficie, pero no podemos soportar hablar de ello todavía. Estamos en medio de la emergencia, esperando que termine para poder reflexionar.

Bajé la cabeza y estoy haciendo mi trabajo. Soy abogada de inmigración y defensora pro bono, por lo que mi trabajo consiste en prestar servicios legales a los padres separados, formar a los abogados pro bono y coordinar la representación, ayudar a la gente a averiguar cómo pueden ayudar, y compartir la horrible verdad de lo que estoy viendo con mi red para que más gente pueda estar informada. Esto significa que me expongo al público y a todas las partes de este desagradable debate. He visto la fealdad y el desprecio absoluto por el sufrimiento de los solicitantes de asilo y da miedo. Hace poco decidí dejar de responder a los trolls porque no era un buen uso de mi tiempo ni de mi energía. Y entonces revisé mi página de Facebook y vi una publicación de un familiar al que quiero y respeto, sugiriendo que Trump no tiene más remedio que aplicar una mala ley aprobada hace años. Escribo este post en respuesta a ella. Este es mi intento de desmitificar el origen de la política de tolerancia cero ("Zero-Tolerance") para los bienintencionados pero desinformados.

¿Qué "antigua ley" está aplicando Trump? ¿Cuál es? ¿Política de inmigración de la era Obama o de la era Clinton? ¿O es Bush? La respuesta es ninguna de las anteriores. No hay ninguna ley que obligue a separar a las familias. Permítanme repetirlo. No hay ninguna ley de inmigración que obligue a separar a las familias.

Repasemos las distintas "leyes" que son culpadas de la política de cero tolerancia.

8 Código de los Estados Unidos (United States Code - USC) Sección 1325: Procesamiento Penal de la Entrada Ilegal

La afirmación: Un país moral hace cumplir y respeta sus propias fronteras. Al no hacer cumplir las leyes y no perseguir a las personas que han entrado ilegalmente en el país, Trump estaría ignorando su responsabilidad.

Sin ahondar en las facultades discrecionales de la fiscalía y en la noción largamente establecida de que el Estado persigue selectivamente, vamos a desacreditar a este culpable de la separación de familias. En la práctica, lo que está ocurriendo es que las familias son separadas en las estaciones de procesamiento de la patrulla fronteriza, los padres son llevados a las Cortes para ser procesados y los niños son puestos bajo la custodia de la Oficina de Reasentamiento de Refugiados. En el juzgado, los padres se declaran culpables y reciben la pena de prisión por un delito menor. Horas más tarde, son llevados de vuelta a las instalaciones de la patrulla fronteriza, encontrando en muchos casos que sus hijos ya no están. He oído a dos madres llorar desconsoladamente en la corte, después de que los agentes de la Patrulla Fronteriza les dijeran que se despidieran de sus hijas de cinco años, que podrían no estar allí a su regreso de la corte.

Si sólo se tarda horas en procesar, ¿por qué sería necesario separar a las familias?

Mejor Abogado De Inmigración AustinAcuerdo Flores 1997

La afirmación: un acuerdo firmado a finales de los años 90 pone trabas al Departamento de Seguridad Nacional porque sólo se permite detener a los niños durante 20 días o menos, y un juez dictaminó que este acuerdo se aplica a los niños detenidos con sus padres. El proceso de asilo dura más de veinte días, por lo que debemos liberar a los niños sin los padres, y eso requiere una separación.

En primer lugar, detengámonos un momento y reflexionemos sobre el hecho de que Trump es un maestro en tergiversar los hechos a su favor en aras de la negociación. Todo el propósito del Acuerdo Flores es proteger a los niños, y Trump ha convencido a su base de que es la razón por la que debe alejar a los niños de sus padres y ponerlos en jaulas.

Los niños no deben ser detenidos por más de veinte días. Esto es legalmente cierto y también la verdad. Sin embargo, no es una razón para separar a los niños y detener a los padres. Una alternativa sería realizar las entrevistas atemorizantes con el tiempo suficiente para aprobar o denegar las solicitudes, de modo que las familias puedan ser enviadas a casa o liberadas del centro de detención tras demostrar su derecho a recibir asilo.

Ley de Protección de las Víctimas de la Trata de Personas de 2008:

La afirmación: los menores no acompañados deben ser trasladados a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados en un plazo de 72 horas.

Esta es fácil. Estos niños no están sin compañía hasta que los separamos de sus padres. ¿Pero sabe qué más ocurre cuando convertimos a los niños acompañados en niños no acompañados? Hacemos que sea logísticamente imposible reunirlos con sus padres en muchos casos. Esto se debe a que los adultos son colocados en Deportación Expedita (Expedited Removal) y pueden ser deportados sin la orden de un juez. Los menores no acompañados sólo pueden ser deportados por un juez, por lo que al separar a estas familias, las colocamos en dos vagones que se dirigen por vías divididas a diferentes velocidades con diferentes puntos de entrega. Por eso estamos viendo que los padres son deportados sin sus hijos.

Un debate sobre la inmigración requiere conocimiento y comprensión, lo que es difícil de lograr con un tema controvertido y complejo. A los trolls que ni siquiera sienten pena por estas familias, no puedo ofrecerles ninguna esperanza. Pero para los demás, los que creen en una frontera segura y en el estado de derecho pero que les duele un poco el corazón cuando ven fotos de niños llorando, presten atención. Nuestro presidente ha tomado la decisión de arrancar a niños de tan corta edad de los brazos de sus padres, todo con el fin de negociar políticamente. Eso es lo esencial al respecto. Depende de nosotros hacer que nuestros legisladores rindan cuentas.

Tome el teléfono y llame a sus legisladores hoy, mañana y todos los días, hasta que esto termine.


Si usted o un ser querido necesita ayuda con su caso de inmigración en Austin, ¡contacte a la abogada Kate Lincoln-Goldfinch hoy!