Kelly Martinez Abogada De Inmigracion

Nací y crecí en Guatemala, proveniente de una familia separada debido a que mi padre y mi madre emigraron a Estados Unidos cuando yo tenía sólo 3 y 6 años, respectivamente. Recuerdo perfectamente el día en que me despedí de mis dos padres, sin saber si iba a volver a verlos o si nuestra familia podría reunirse algún día.

Cuando tenía 12 años, en 2010, mis dos padres nos sorprendieron en nuestra casa de Guatemala, cuando de la nada aparecieron en nuestra puerta. Se habían convertido en residentes legales permanentes un mes antes, en febrero, y condujeron 36 horas seguidas desde Austin, Texas, hasta nuestra casa en el sur de Guatemala. Dos años más tarde, en 2012, mis hermanas y yo nos mudamos a Austin, después de que nuestros padres nos solicitaran y pasaran por todo el proceso de inmigración para que pudiéramos convertirnos en Residentes Permanentes Legales. Llegué a Austin sin saber una sola palabra en inglés y a la corta edad de 14 años. Aprendí el idioma inglés desde cero, mientras también asistía a la escuela secundaria y me adaptaba al sistema educativo en los EE.UU. Me gradué de Eastside Memorial High School en 2016, y comencé mi licenciatura en Psicología en la Universidad de Texas en Austin.

En abril de 2018 me naturalicé y me convertí en ciudadana de los Estados Unidos. Mi camino hacia la ciudadanía no ha sido fácil. Tomó años de luchas y sufrimiento de toda mi familia, siendo separada, adaptándose a un nuevo idioma, cultura y sistema educativo; pero al final del día valió la pena. Yo, al igual que muchos otros inmigrantes en Estados Unidos, sé lo que es pasar por el proceso de inmigración, y también entiendo las luchas que nosotros, como inmigrantes, podemos pasar a diario. Todos los días me veo a mí misma, a mis hermanas y a mis padres, veo el éxito; veo los rostros de millones de inmigrantes en Estados Unidos que nunca se rindieron y que han alcanzado la grandeza en este país.

Ahora, tengo la oportunidad de ser parte del cambio, desempeñando un pequeño papel en su camino hacia la grandeza, y no podría estar más emocionada por la gran oportunidad que esto representa en mi vida y en la vida de muchos de mis compañeros inmigrantes en los Estados Unidos.


Si usted o un ser querido necesita ayuda con su caso de inmigración en Austin, ¡contacte a la abogada Kate Lincoln-Goldfinch hoy!