Considero que todo el mundo debe tener la misma protección bajo la ley en los Estados Unidos - y la igualdad de acceso a los recursos - independientemente de su estatus migratorio, a su vez, nadie debe vivir con el temor de ser separado de su comunidad sólo por el lugar donde nacieron. Después de trabajar como asistente legal en Lincoln-Goldfinch Law de 2016 a 2017, fui a la facultad de derecho para poder convertirme en una abogada de inmigración y ¡Estoy encantada de volver a unirme a la familia de LGL!