Exclusiva de «Scary Mommy»: Mamá Detenida en la Frontera

201807.07
0
by on julio 7, 2018 in Blog, Inglés
Abogados De Inmigración Cerca De Mi Asilo Scary Mom

Por Christine Organ

Emma (nombre cambiado por su seguridad), madre guatemalteca solicitante de asilo, que había sido separada de su hijo pequeño, fue liberada recientemente de un centro de detención en Texas el viernes 6 de julio y pronto se reunirá con su familia. Scary Mommy estuvo allí para su liberación y ella habló en exclusiva con ellos inmediatamente después de ser liberada.

«Estoy muy contenta de poder reunirme pronto con mi marido y mi hijo», dijo Emma. «Ha sido una época muy dura».

Todos hemos visto las noticias y las desgarradoras imágenes. Niños solos, separados de sus padres. Familias destrozadas y detenidas mientras buscan asilo (un proceso legal, por cierto). Hemos oído sus lágrimas y escuchado sus súplicas.

Pero recordemos: No son historias, son seres humanos. Se trata de niños y familias reales, como Emma y su hijo pequeño, David (nombre también cambiado).

Como muchos otros padres y niños, Emma y su familia fueron víctimas de la política de «tolerancia cero» de la administración Trump. Aunque el presidente Trump firmó una orden ejecutiva el 20 de junio para poner fin a la parte de separación de familias de la política -y una semana después un juez federal ordenó que las familias separadas fuesen reunidas en un plazo de 30 días-, queda por ver cuántas familias se están reuniendo realmente en este momento. De hecho, hoy mismo Trump ha solicitado una ampliación del plazo de reagrupación -lo que significa que las familias tendrán que esperar aún más para ser reunidas-.

Emma llegó a Estados Unidos hace casi dos meses porque temía por su vida y la de su hijo. Emma es guatemalteca y tiene ascendencia indígena (no habla español, la lengua predominante en Guatemala).

«Fue víctima de la violencia étnica», explicó Kate Lincoln-Goldfinch, la abogada de Texas [Austin] que representa a Emma. «Debido a su origen étnico y al hecho de que habla una lengua diferente a la predominante en su país, cuando denunció los delitos y la violencia contra ella, la policía no quiso ayudarla porque no hablaba español».

Lea el artículo completo aquí.


Si usted o un ser querido necesita ayuda con su caso de inmigración en Austin, ¡contacte a la abogada Kate Lincoln-Goldfinch hoy!